Recomendaciones

Mis costumbres cuando vuelo a NY

Costumbres cuando vuelo a NY

Seis cosas sagradas que no puedo pasar por alto cuando vuelo a NY

Sé que a muchos, volar a Nueva York se os hace un tanto pesado por las horas de vuelo. La realidad es que no nos queda otra que entretenernos y estirar las piernas  como podamos. Así que de tanto cruzar el charco he desarrollado una serie de rutinas que seguro serán muy parecidas a las tuyas.

Estas son las 6 cosas que siempre llevo a cabo cuando me toca volar tantas horas:

1- Quelitas y chocolate: No sé volar a Nueva York sin mi bolsa de Quelitas y mi tableta de chocolate (72%) en el bolso. Es algo que viene  por defecto conmigo cuando piso el aeropuerto. Aunque a veces también me llevo una bolsita de nueces por si el tema se intensifica.  La cuestión es que algo de comer tengo que llevar.

2- Lectura: Siempre viajo con un libro, pero sólo puedo leer la primera hora de vuelo, luego ya la presión hace efecto en mi y empiezo a entrar en un estado vegetativo importante (sobre todo si es el vuelo de regreso)

3- Pelis: Es aquí cuando me enchufo la pantallita y bendigo el día en que todos los aviones instauraron esta pieza maravillosa de imagen y sonido en cada uno de los asientos.
Recuerdo esos viajes a NY cuando había una tele comunitaria colgada del techo (o si tenías suerte, una gran pantalla en la zona de delante del avión) y donde sólo ponían 1 o 2 películas para todo el mundo. Se hacía eterno. Recuerdo también que en aquella época las pelis americanas tardaban un siglo y medio en estrenarse en España. Cuando volabas a EEUU flipabas cuando te ponían pelis que no se habían estrenado, o estaban aún en cartelera. Si eres milenial esto no lo has vivido ni en pintura. Lo que ha llovido. Pues sí, benditas televisiones y bendito ese sistema de entretenimiento que llevan integrados, pelis nuevas, clásicos, series, documentales.

4- Momento comida: Aunque me vaya a contradecir, para mi uno de los momentos de subidón cuando vuelas, es cuando te sirven la comida. Sabes que vas a comer algo prefabricado, problemente te siente mal o llegues a pensar que ni tu hermano en época adolescente cocinaba tan mal….pero oye…el postre procesado siempre está buenísimo. No hay que hacerle un feo y sabes que no tienes nada más que hacer, que comerte eso, ver pelis, dormir, leer e ir al baño.

5- Baño: El momento baño también es otro de los momentazos. En todo el vuelo me suelo levantar entre 1 o 2 veces (depende de mis vecinos cuantas veces se levanten, ya que siempre me reservo en ventana) Para mi ese es mi momento estiramientos (y de hacer pis, evidentemente). Suelo tardar tanto en salir que deben pensar que me he descompuesto. Estiro piernas, estiro brazos, cuello, vamos, todo lo que pueda.  Cuenta que este momento es el único momento del viaje en el que vas a estar de pie y en movimiento ¡Aprovéchalo! También puedes ir al fondo del avión y quedarte ahí plantado 1o minutos. Normalmente en el culo del avión están las azafatas y si quieres agua o algún snack te lo suelen dar.

6- Momento música: Este momento viene ya en la recta final, cuando he comido, y tengo los ojos ensangrentados de tanta pantallita. Ha llegado el momento de dormir, aunque yo dormir dormir, nunca duermo (tengo mis momentos de pánico en el avión) me enchufo mi Spotify y a relajarme.

Próximamente prepararé otro con ideas de Snacks para vuestro vuelo.

Foto de La Vanguardia (spooh / Getty Images)

CONSIGUE TU CUPÓN DE 25€ DE DESCUENTO EN AIRBNB CLICANDO AQUÍ

Tu guía personalizada

Completa este formulario para pedir un presupuesto ajustado del servicio de viaje a medida y viaja con tu guía personalizada.

Fecha de tu viaje

¿con quién viajas?

TAGS:

Subscríbete a nuestra Newsletter y tendrás contenido exclusivo.