En las nubes

El algoritmo de la felicidad

La felicidad

La felicidad está dentro de ti

Viendo el éxito del post de la semana pasada sobre Cómo empecé a cambiar mi vida, he decidido implantar los viernes este tipo de post inspiracionales para que acabéis bien la semana. Además, os voy a poner una receta healthy super fácil al finalizar el post, para que la pongáis en práctica.

A lo que iba, el otro día leí una entrevista que me llamó la atención. El título era el siguiente A mi cerebro sólo le permito pensamientos alegres o útiles. El entrevistado, Mo Gawdat, un ingeniero que hasta hace poco había trabajado como jefe de desarrollo de Google X, y actualmente se encuentra promocionando su libro El algoritmo de la felicidad, donde explica una fórmula matemática para ser feliz.

Hace 2 años el hijo de  Mo Gawdat falleció repentinamente con tan solo 25 años. Así que para superar la pérdida de su hijo decidió poner a prueba la fórmula en la que había trabajado estos últimos años.

La historia de este hombre me cautivó y no pude esperar a comprarme el libro. Habla sobre la felicidad, sobre cómo nacemos con una felicidad radiante y pura, y cómo pasamos el resto de la vida intentando recuperarla. También sobre lo importante que es saber bloquear pensamientos negativos y sustituirlos por positivos.

Según Gawdat, sin pensamientos, volvemos al estado por defecto de nuestra infancia: la felicidad.

Últimamente pienso mucho sobre la felicidad cada vez que miro a mi hija. Tiene solo 10 meses, y se pasa el día riendo a carcajadas.  Lleva dentro esa felicidad pura e irrompible, se la ves en los ojos,  y sé que dentro de unos años, se verá mermada por las experiencias de la vida. Probablemente uno piense que es ley de vida, pero si te paras a reflexionar, aquí tenemos un claro ejemplo de lo importante que es mantenerse positivo.

La felicidad la llevamos dentro. No lo olvides. No la vas a encontrar en nada material, no te la va a dar un trabajo, ni en nada que provenga del exterior. La felicidad la generas tú en tu cabeza.

Así que rebobina en el tiempo e intenta sentir lo que sentías cuando eras niño, cuando no tenías complicaciones, ni nada que te quitara esa felicidad. Recuerda que a pesar de lo que te esté sucediendo en la vida, muy probablemente la mayoría de las cosas no sean tan importantes como te creas.

Todo esto vendría a ser una manera más objetiva de explicar la importancia que tienen nuestros pensamientos cada día. Somos nosotros los que tenemos la llave.

No os olvidéis que las emociones felices son las que provienen del presente. Las que estás viviendo ahora. No esperes la felicidad en el futuro, encuéntrala ahora, en este mismo instante.

Aún estoy leyéndome el libro, y la verdad es que me gusta. Es una manera de ir ejercitando tu mente y entrenándola para mantener ese estado de paz interior que siempre andamos buscando. Otra manera más cuadrada (el hombre es ingeniero) de explicar todo el poder que alberga nuestra mente.

Y como a mi me hace feliz comer, y disfruto preparándome estos healthy platos, he pensado compartir mi felicidad de los viernes con vosotros.

Para hoy:

Ensalada de judías negras y quinoa con aliño de tahini.

Para la ensalada he puesto:

1 cup judías negras cocidas
1 cup quinoa
1 hoja de kale cortada pequeñita
3 dátiles cortaditos
1 cebolla morada pequeña cortada muy fina
1 cucharadita de semillas de cáñamo
Shiitake (pasadito por la sartén)
cilantro

Para el aliño:
2 cucharaditas de tahini
2 cucharadas soperas de aceite
Sirope de arce (al gusto)
Para rebajar la salsa, puedes ponerle un poco de agua o un poco de zumo de limón

Os dejo también un vídeo de Mo Gawdat como regalito:

¡Feliz viernes!

Foto principal de Buenvibra.es

Tu guía personalizada

Completa este formulario para pedir un presupuesto ajustado del servicio de viaje a medida y viaja con tu guía personalizada.

Fecha de tu viaje

¿con quién viajas?

TAGS:

Subscríbete a nuestra Newsletter y tendrás contenido exclusivo.